Larimar Digital

SANTO DOMINGO: El béisbol invernal los movimientos en oficinas definirían la clasificación

SANTO DOMINGO: El 15 de noviembre, cuando el torneo superó su ecuador y terminaron los contratos de jugadores que vienen por un mes, el Escogido lideraba con 17-10, los Gigantes (15-12) iban tercero y las Estrellas (7-20) ocupaban el sótano.
 
Desde entonces, los rojos se desplomaron con 2-7 aunque solo bajaron al segundo; a los potros les fue peor (1-8) para caer hasta el quinto y los verdes superaron el trauma de la salida de Fernando Tatis. Jugaron el mejor béisbol (8-1) y, si bien siguen en la cola, lograron acercarse a solo tres choques de la zona de clasificación.
 
Un torneo que tiene a Águilas y Licey bailando bolero y a unos Toros a un empujoncito de alcanzar la simbólica marca de los 25 triunfos, que prácticamente sella el boleto al round robin.
 
Las novenas macorisanas juegan entre hoy y mañana y una serie que de ganarla los Serie 23 los sacaría del último lugar por primera vez en más de seis semanas, pero si el resultado es inverso bordearían el abismo, antes del primero de diciembre.
 
Se van y no vuelven
 
La fecha de ayer, cuando se celebró el Día de Acción de Gracias, suele representar el segundo corte de jugadores, sobre todo de los importados con cierto nivel de cotización y los criollos en planes a corto y media plazo.
 
Peter O’Brien es serio candidato al premio al Jugador Más Valioso, con su liderato de la liga en jonrones (8) y carreras impulsadas (29). El estadounidense de origen cubano (habla un español nativo) tiene cuatro breves incursiones en las Grandes Ligas, pero a sus 29 años es agente libre y desde La Romana informan que su contrato con los Toros es por toda la temporada.
 
Sin embargo, los gerentes saben que jugadores como ese son carnada para las ligas asiáticas y la misma MLB con invitaciones fuera de roster, por lo que su continuidad no la garantiza nadie.
 
Aderlin Rodríguez tenía una línea de .304/.372/.449 en bateo, OBP y slugging, con dos jonrones y 14 remolcadas al 12 de noviembre cuando los japoneses Buffalo Blue Wave de Orix lo detuvieron para hacerle una prueba física y ofrecerle un contrato. El Escogido hace todo lo posible para que vuelva a la acción, pero sin ninguna garantía.
 
Las intervenciones ante los medios de los gerentes se han convertido en interrogatorios sobre qué figuras se integrarán para sustituir a las que se irán.
 
En Santiago cada vez que Ángel Ovalles habla con la prensa pregunta si el panameño Edmundo Sosa continuará, lo que el ejecutivo responde afirmativamente.
 
Sosa y Yunesky Maya son los únicos importados de los que comenzaron la campaña que permanecerán en el plantel, aseguran desde la oficina amarilla. El inicialista John Nogowski (.316/.413/.474 con 4 HR y 22 remolcas) se marchó y su regreso no es garantizado, un puesto que está llamado llenar Rangel Ravelo.
 
Las cuyayas tampoco contarán más este curso con el prospecto Leodys Taveras, quien culminó su permiso de los Texas Rangers.
 
Las compensaciones
 
El Escogido tuvo 25 impresionantes entradas de Frankie Montás (3-0, 1.44 y 0.96 de WHIP) en el primer mes, de gran valor en ese arranque. Un brazo que han extrañado y que esperan compensar con Enny Romero, que debuta en la próxima semana.
 
El Licey recibió la semana pasada a Emilio Bonifacio, el martes a Hanley Ramírez y para hoy espera a Arístides Aquino y la próxima semana Dawel Lugo. El derecho Elvis Luciano terminó su cuota de trabajo, al igual que el cubano Vladimir Gutiérrez.
 
Aquino, que originalmente estaría solo un mes, ahora no tendría fecha de salida, al igual que Ramírez, quien busca contrato para regresar a las Grandes Ligas.
 
En San Francisco de Macorís esperan para hoy el estreno de Eloy Jiménez y ya se entrena Carlos Peguero. Drew Weeks, Ryan Clark, Brody Koerner y Kade Scivicque ya terminan contratos.
 
Las Estrellas Orientales esperan al cubano Néstor Cortés, quien fue clave el torneo pasado para el campeonato.
 
Las Águilas esperan a Carlos Gómez en los próximos días y a Zoilo Almonte si logra recuperarse de problemas físicos que sufrió en Japón.

Related Articles