EDITORIAL: Educación presencial

A través de los años EDUCA ha demostrado una entrega firme y continua en pos del mejoramiento de la calidad de la educación dominicana y de la formación de su clase magisterial.


Por ello, sus informes y recomendaciones suelen seguirse con seriedad tanto en el sector privado como en el público. Su declaración de ayer en defensa de recuperar la educación presencial, especialmente en las edades tempranas, allá donde la pandemia esté controlada y sea posible guardar los protocolos imprescindibles debe ser tenida en cuenta por el Ministerio.

La calidad de la educación presencial es sin lugar a dudas mayor que la que se va a conseguir en el esfuerzo virtual que se está llevando a cabo. Sin duda, allí donde la pandemia no se haya controlado, la educación no presencial es mandatoria.

Pero la situación no es homogénea y la zonificación, factible. 
 
Hay un dato imprescindible para dar idea de las consecuencias que la pandemia va a tener en las generaciones que hoy se educan: en el mundo, 28 millones de niños y adolescentes abandonarán las aulas por efecto de la COVID-19. 
administrator

Related Articles