EDITORIAL: Fase 2, con los dedos cruzados

Hoy entramos en la Fase 2 pa­ra volver a la singular y caó­tica “anormalidad” que vino a interrumpir el coronavirus.
 
Entramos a ella casi “a paso de ven­cedores”, dejando atrás el primer tra­mo de la desescalada con 70 muertes y 4,095 nuevos contagiados, según estadísticas publicadas con retraso.
 
Después de reabrir a destiempo al­gunos negocios, apresurando el expe­rimento de la desescalada, ahora les damos el turno a las bancas de apues­tas, las voladoras y autobuses de los sindicatos choferiles, las iglesias y otros sectores.
 
La desescalada, en realidad, estaba en marcha desde hace tiempo. Desde el mo­mento en que la gente se tiró a las calles sin respetar las reglas más elementales de la prevención y la protección.
 
Sin haber superado al día de hoy la propagación exponencial de contagiados ni detener las muer­tes, damos un nuevo paso a todo riesgo.
 
Por eso hay que cruzar los dedos para que este avance no se convier­ta en un retroceso, si continuamos desmantelando los esquemas traza­dos para frenar la expansión del co­ronavirus.
Listin Diario
administrator

Related Articles