OPINIÓN: La fórmula Africana

La Caridad es buena, envía un mensaje de unión, de solidaridad en tiempos difíciles. A pesar de todo, es evidente que quien dona quiere ayudar. 

Cuando la Caridad pasa de ser un acto simbólico de solidaridad, para convertirse en un medio vital para un mejor funcionamiento de la instituciones, hay un problema. Es que los países no pueden estar a la espera de la buena voluntad, de los que pueden donar, para superar un inconveniente nacional. 

Lo peor de todo, es que las donaciones, actualmente, son necesarias y vital para que las personas tengan mejores opciones, eso evidencia la Africanizacion por las que han conducido al pueblo Quisqueyano. 

Que individuos se lancen como mesías para la salvación de los dominicanos, me recuerda a Haití, si, Haití.

Las instituciones han quedado relegadas a un segundo plano, los hombres, a título personal, son más efectivos (la fórmula africana).

E. Tezanos.
administrator

Related Articles