AZUA: Salud Pública saca de Monte Grande extranjeros por coronavirus

POR JOSE MEDINA
AZUA, RD.- Luego de estar en cautiverio o secuestrados en el principal campamento donde se construye la presa de Monte Grande, tres funcionarios de la empresa Andrade Gutiérrez, fueron sacados y llevados a Azua, para mantenerlos en aislamientos, afectados, posiblemente del coronavirus.

Los ejecutivos de la empresa constructora Andrade Gutiérrez son un peruano y dos chilenos, pero en el grupo, está también un dominicano, quien servía de chofer de los extranjeros.

Una fuente identificó a los tres funcionarios puestos en cuarentena por dar síntomas de coronavirus como el gerente general de apellido Marcato, el encargado de seguridad Otto Yahoo, y el gerente del área de seguridad, Morreira, además del chofer de uno de los ejecutivos, conocido como Carlos Nin.

Este martes, el gerente de comunicaciones del Indrhi, Fernando Marte, aseguró que los ejecutivos de Andrade Gutiérrez estaban en cuarentena en un lugar no especificado en Azua, pero al parecer no era verdad.

La empresa amenazó con cancelar a por lo menos 32 mujeres por dar la voz de alerta a www.armariolibre.com.do, y provocar que los posibles enfermos de coronavirus fueran rescatados este martes por médicos, enfermeras y paramédicos del Ministerio de Salud Pública.

“Este martes sentenciaron a las mujeres que en las próximas horas estarán todos canceladas, porque eso jamás debió llegar a los oídos de Olgo Fernández”, denunció la fuente.

Este martes, además, fueron despachadas a sus casas las personas mayores de 60 años, para evitar que puedan ser contagiados del coronavirus, ya que, según los informes, son los más vulnerables.

Se desconoce las condiciones de la mujer oriunda de la comunidad de Monte Grande, que tuvo que ir al médico porque tenía los síntomas de la enfermedad.

Luego de sacar a los tres extranjeros, las áreas donde estuvieron varios días en cuarentena, sin los conocimientos del Estado, fue lavada y fumigada, además de colocar manitos limpias, aunque solo en las oficinas de los jefes de la empresa que construye la presa.

Los tres extranjeros tenían varios días en un área del campamento, pero las autoridades del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi) desconocían de lo que estaba pasando en esa comunidad.

 La fuente informó que luego de desatarse el virus en Monte Grande, varios jefes salieron y se fueron del proyecto y no han vuelto jamás.

La misma fuente informó que el problema continúa en Monte Grande, porque los que regresaron al país desde Brasil el pasado domingo, trabajan normal y no han sido colocados en cuarentena.

“La empresa debe concientizar a los empleados; exteriorizar lo que deba y no querer esconder nada; no hay medidas de prevención en la obra, todo el que está dentro es de diferente parte del país, va y viene y un claro foco de propagación extranjero viajando y viniendo”, informó la fuente.

Según la fuente, Marcato viajó fuera de República Dominicana y fue uno de los últimos que está en cuarentena, pero que Otto es quien está en peores condiciones de salud.

“Después de eso, luego de que se llevaron para poner en cuarentena a los ejecutivos, nuestros jefes están bravos porque Salud Pública se llevó a los extranjeros de la obra”, reportó la persona que ofreció los datos al Grupo de Comunicaciones Armario Libre.
administrator

Related Articles