OPINIÓN: Hoy nos rasgamos las vestiduras.

Recuerdo muuuchos años atrás, la SOEBA, Grupo Jaragua, los ambientalistas de Cabral, Duverge y ciudadanos se pronunciaban advirtiendo el daño a futuro. Porque sí, el daño al ambiente es a futuro.

Pero, como toda sociedad tercermundista, somos inmediatistas, vivimos el día de hoy como si no hubiera mañana, sin esperanza en el futuro, en las próximas generaciones. No guardamos para mañana porque siempre habrá.
 
Cuando se alzaron las voces para advertir del daño, les llamaron locos, opuestos al progreso, vagos sin oficio y cuánto calificativo peyorativo hubiera. Siempre pasa, no tenemos la educación para preservar los recursos naturales a futuro, para conocer la importancia de tener un ambiente limpio, protegido, el sembrar árboles hoy para que nuestros nietos tengan dónde jugar afuera. No tenemos esa educación.
 
No me alegro de que las advertencias se hayan hecho ciertas, no soy de la zona ni vivo allí, pero, si afecta el ambiente, aunque esté lejos, me efectos y toca mi futuro y el de los míos en colectivo, o sea de mi Región.
 
No tengo idea de qué se debe hacer, solo se me ocurre que ahora, cuando el daño es tangible y afecta la comida diaria ( de eso sí nos preocupamos) de los aledaños, se oigan las voces de los expertos, para que por lo menos se pueda mitigar el daño, si es que se puede!
administrator

Related Articles