OPINION: Nuestras Glorias: Liquito Hernandez

Manuel Hernández Peña (Liquito, Don Lico) nació en Bani, provincia Peravia, el 26 de diciembre del 1897. Fueron sus padres los señores Manuel Hernández y Josefa Peña. Desde pequeño se entusiasmó con los deportes y su vida juvenil discurrió en las faenas escolares. Jugaba diversos deportes que normalmente se practican en los recreos de las escuelas. Pero su fuerte se desarrolló en el béisbol.  

 
Llegó a jugar con el equipo de San Carlos de la capital y también fue cátcher de la pre-selección del Escogido. Vino a Barahona en el 1937 y aquí fue el fundador y propietario del equipo infantil denominado “Whisky”. Su principal contendor era el equipo “La Troya”, que fue formado por Nadín Hazoury. Posteriormente, del Whisky salieron “Whisky A” y “Whisky B”, los cuales dieron muchas batallas deportivas en aquella época gloriosa del deporte.
 
Luego Liquito pasó a dirigir al equipo juvenil “La Troya” y con él enfrentó a “Enriquillo”, “Siboney”, “Batey Central” y otros. Su desempeño en la dirección del equipo fue excelente, y es así que pasa a dirigir el equipo Amateur de Barahona. Ahora se enfrentó con San Juan, Azua, Bani, San Cristóbal, Elías Pina, Las Matas de Farfán y otros pueblos e instituciones. Siempre salía ganancioso, llevándose como galardón haber ganado varios torneos provinciales y regionales.
 
Su vocación para dirigir le daba buen conocimiento y buena experiencia para saber las cualidades de cada jugador, con quien se relacionaba. Conocía a la perfección las dotes de cada uno. Se recuerda el juego donde Barahona enfrentó a San Juan en el Estadio de la Escuela Normal en la capital; para definir el Campeón Amateur del Sur. El juego fue el 17 de diciembre del 1947. Barahona bateaba en el séptimo inning, perdiendo 4 a 3 y con bases llenas. Bateaba Papito Pagán y conociendo Liquito el fuerte de Papito, se le acercó al oído y le dijo “empata el juego con un buen toque”.
 
Papito Pagán, experto en tocar y en embasarse; tocó, se embasó y empató el juego, Luego, y conociendo Liquito el trabuco de Rafael Lagares, que era el siguiente bateador, por medio del idioma de las señas, le indicó que le diera duro a la pelota. Vino el lanzamiento y…”Triple con las bases llenas”. Con esas hazañas, Barahona se coronó “Campeón del Sur” y dejaron en el campo a los sanjuaneros.
Luego, el 22 de diciembre del mismo año 1947, el Ayuntamiento local mediante resolución, declaró el 17 de diciembre como día de “Regocijo Comunal”, con motivo del triunfo logrado por la selección de Barahona en la capital contra el equipo de San Juan de la Maguana, bajo la dirección de Liquito.
 
Liquito Hernández, en el equipo amateur de Barahona dirigió estelares como, Paleta Medrano, Femo Petterson, Sixto Petterson, Wilfrido Heyer, Manuel Come azúcar, Rafael Lagares, Papito Pagán, Nery Martínez, Chito Molina. Panchito Boché y muchos otros. También dirigió a los artilleros de otras provincias, cuando los mismos reforzaban al equipo de Barahona; como ocurrió cuando Barahona se enfrentó a Santiago el 11 de enero del 1948.
 
En esos encuentros del 11 de enero, con Liquito como el Manager del equipo Estrellas del Sur, se recuerda que el primer juego lo ganó la escuadra barahonera y el segundo, la santiaguera. Después sobrevino la Tragedia de Rio Verde. Este acontecimiento funesto desalentó a la escuadra sureña y a partir de ese momento se fue desintegrando el equipo local y no se volvió a jugar por mucho tiempo. A Liquito  no se le vio por esos días y muchos barahoneros lo vieron tres días después en una misa por la memoria de los caídos. Luego no se le volvió a ver por las lides beisbolísticas.
 
Luego laboró y era el responsable de llevar las valijas del correo de Barahona hasta Jimaní. Poseía un pequeño transporte con capacidad para 10 pasajeros y también lo utilizaba para paseos con escuelas y colegios. Paseos al Lago Enriquillo y a otros lugares. Se casó con María Oliva Victoriá y procrearon a Manuel José, a Marina y a Ivonne. Liquito Hernández falleció el 3 de febrero del 1970.
 
En el 1980, por recomendación del propulsor del deporte, Luís Sánchez, se funda la Liga “Liquito Hernández” por un grupo de jóvenes liderado por Carlos Fernández (Lilín), para adiestrar niños y adolescentes en las prácticas del béisbol. En el 2018, la primera exaltación del Salón de la Fama del Deporte de Barahona fue dedicada a las glorias fallecidas y entre ellos fue exaltado Liquito Hernández, junto a Luís Sánchez, Frank Messon, Vinicio Vásquez, Jorge Quezada, Paleta Medrano y otras glorias. 
¡¡ LIQUITO, FUISTE HONOR Y GLORIA DEL DEPORTE Y DE UNA VIDA DECENTE!!
administrator

Related Articles